Para que, finalmente, nuestras células puedan obtener la energía de los nutrientes que transporta la sangre, es imprescindible la participación del oxígeno.

Por ello, en cada momento, estás incorporando aire a tus pulmones (ventilación pulmonar) para que tu cuerpo obtenga de él, justamente, el oxígeno y pueda usarlo en la denominada respiración celular, el proceso químico mediante el cual las células aprovechan la energía de los nutrientes. ¿Por dónde entra el aire? ¿Cuál es el camino que sigue dentro de nuestro cuerpo? ¿Qué características tiene el aire que expelemos? Comencemos por conocer la estructura y órganos del sistema respiratorio.

Estructura del sistema respiratorio

  • Fosas nasales: Calientan, humedecen y purifican el aire. Tiene la parte interna revestida por pelos que atrapan el polvo, evitando que llegue al interior del sistema respiratorio.
  • Faringe: Conducto común entre las vías respiratorias y digestivas. Desciende desde las fosas nasales y se conecta con la laringe. También comunica la boca con el esófago.
  • Laringe Conducto que comunica la faringe y la tráquea. Está atravesada por las cuerdas vocales, las que al vibrar producen los sonidos que nos permiten hablar.
  • Tráquea: Conducto que está a continuación de la laringe. Mide entre 1 O a 15 cm de largo y está rodeado de anillos cartilaginosos que impiden que se aplaste cuando pasa el bolo alimenticio por el esófago.
  • Bronquios: Son dos conductos que resultan de la bifurcación de la tráquea. Cada uno de ellos se van ramificando al interior de los pulmones en conductos cada vez más finos, llamados bronquiolos.
  • Alvéolos pulmonares: Estas estructuras son la terminación de los bronquiolos. Sus paredes son muy finas y están rodeados por muchos vasos sanguíneos.
  • Pulmones: Órganos principales del sistema respiratorio. Se ubican en la caja torácica, uno a cada lado del corazón. Su consistencia es blanda y esponjosa lo que les permite ensancharse y contraerse durante la ventilación. En ellos se realiza el intercambio de gases de la sangre a través de una pequeñas estructuras llamadas alvéolos pulmonares.

El recorrido del aire

La principal vía de ingreso del aire al organismo son nuestras fosas nasales, aunque la boca es una entrada de tipo secundario. Desde las fosas nasales, el aire pasa a la faringe, luego a la laringe, la tráquea, los bronquios, bronquiolos y llega hasta los millones de alvéolos que hay en los pulmones. El aire recorre el camino inverso cuando sale de los pulmones. Además de las vías respiratorias y los pulmones, el ingreso de aire a nuestro cuerpo es posible gracias la acción de la caja torácica y de los músculos de la respiración.
El ingreso de aire a nuestro cuerpo se denomina inspiración. Este movimiento respiratorio ocurre cuando los músculos intercostales se contraen, provocando la subida de las costillas y el ensanchamiento de la caja torácica. A la vez, el diafragma, músculo situado debajo de los pulmones, se contrae y baja hacia el abdomen.
En la salida de aire del organismo, espiración, los movimientos respiratorios son contrarios a los de la inspiración: los músculos intercostales se relajan ejerciendo una presión sobre las costillas. Simultáneamente, el diafragma se relaja y sube. Estos movimientos producen una reducción de la capacidad torácica.

mecanismos-respiracion

La respiración es el proceso mecánico por el cual se introduce aire a los pulmones (inspiración) y se extrae de ellos (espiración). Estos dos movimientos se alternan rítmicamente (ciclo respiratorio) con una frecuencia que en el adulto es, en reposo, entre 18 y 20 veces por minuto.

Los pulmones carecen de movimiento propio y siguen pasivamente los movimientos de la caja torácica que se expande en la inspiración y se contrae en la espiración.

Inspiración

  1. Los músculos del diafragma se contraen y mueven el diafragma hacia abajo
  2. Los músculos intercostales también se contraen, levantando las costillas hacia arriba y hacia fuera.
  3. Resultado de lo anterior, el volumen de la caja torácica aumenta
  4. La presión intratorácica o intrapleural disminuye
  5. Los pulmones se ensanchan (aumentan su volumen)
  6. La presión intrapulmonar o intraalveolar disminuye con respecto a la presión atmosférica
  7. Ingresa aire a los pulmones. El volumen de aire que ingresa depende de la diferencia de las presiones intrapulmonar y atmosférica, en reposo es de 500 cc.

Espiración

  1. Es un fenómeno pasivo, se efectúa automáticamente cuando se relajan los músculos que causan la inspiración. Se relajan los músculos intercostales y diafragma.
  2. El diafragma se curva hacia arriba y las costillas caen
  3. El volumen de la caja torácica disminuye
  4. La presión intratorácica aumenta
  5. El volumen de los pulmones disminuye
  6. La presión intrapulmonar aumenta con respecto a la atmosférica
  7. Sale aire de los pulmones. En reposos equivale a 500 cc.