Duró 4 años; desde 1914 hasta 1918, y se debió básicamente a la superproducción industrial europea y al nacionalismo fanático. El enfrentamiento puso término a un largo período de tranquilidad conocido como la “paz armada”.

La causa que gatilló el estadillo de “La Primera Guerra Mundial” fue le asesinato del Archiduque de Austria-Hungría, Francisco Fernando, en Servia, ciudad de Sarajevo el 28 de junio de 1914 y un mes después de declaró la guerra.

Los escenarios principales fueron: el del Oeste, con la lucha entre los Aliados (Alemania y Austria Hungría) y los miembros de la Entente (Francia, Gran Bretaña, Rusia y Serbia), y el del Este, o el conflicto germano-ruso.

Las causas que desencadenaron esta guerral fueron el intenso espíritu nacionalista que se extendió por Europa a lo largo del siglo XIX y comienzos del XX, la rivalidad económica y política entre las distintas naciones y el proceso de militarización y de vertiginosa carrera armamentística que caracterizó a la sociedad internacional durante el último tercio del siglo XIX, a partir de la creación de dos sistemas de alianzas enfrentadas.

Luego de cuatro años de sufrimiento, que dejaron por lo menos diez millones de muertos y más de veinte millones de heridos, se alcanzó una paz inestable, que llevaba en su seno los gérmenes de la Segunda Guerra Mundial.Alto al fuego

En julio de 1918, cuando comenzaron a llegar los contingentes de ultramar, la suerte se volvió en contra de Alemania. Las tropas de la Entente empezaron a presionar en todos los frentes.

Alto al fuego

Los países que apoyaban a Alemania comenzaron a desmoronarse: Bulgaria se rindió. Turquía pidió la paz. En julio de 1918, cuando comenzaron a llegar los contingentes de ultramar, la suerte se volvió en contra de Alemania. Las tropas de la Entente empezaron a presionar en todos los frentes. El 3 de noviembre, Austria se sometió a la paz impuesta por los socios de la Entente. La situación de Alemania es desesperada: la flota se subleva, la revolución estalla en Baviera. El 10 de noviembre el emperador Guillermo II abdica y huye a Holanda.

El 11 de noviembre, los mismos alemanes firman en Francia el armisticio dictadas por los vencedores, este es el fin de la primera guerra mundial. Las potencias vencedoras permitieron que se incumplieran ciertos términos establecidos en los tratados de paz de Versalles, Saint-Germain-en-Laye, Trianon, Neuilly-sur-Seine y Sèvres, lo que provocó el resurgimiento del militarismo y de un nacionalismo agresivo en Alemania y desórdenes sociales en gran parte de Europa.

Durante cuatro años los países de Europa, Japón y Estados Unidos se desangraron en la guerra más violenta de la historia vivida hasta entonces.